Piojos en niños

Piojos

Piojos en adultos, niños, bebés y ancianos ¿Cómo eliminarlos? Cómo quitar las liendres con remedios caseros. Cómo limpiar la casa de piojos

Los piojos son contagiosos y ciertamente no son exigentes. Estos les dan las mismas oportunidades a cualquier pelo, largo o corto, limpio o sucio, rico o pobre y son especialmente comunes entre los niños que están en la guardería, preescolar o cualquier otro tipo de ambiente de grupo.

Estas diminutas criaturas se propagan fácilmente a través del contacto de cabeza a cabeza, mientras los niños están jugando o sentados muy juntos y cuando comparten o intercambian ropa, sombreros, cepillos y mantas.

Piojos en niños

El descubrir que tu hijo tiene piojos puede ser desagradable, por no mencionar extremadamente molesto. Pero con paciencia, un peine de dientes finos, champú medicado y una buena lavadora y secadora, se puede detener la infestación.

Los signos de tener piojos

Después de saber que en la escuela hay un contagio de piojos, debes hacer un control de piojo en la cabeza y en el cuello de tu niño. Aunque sean pequeños, los piojos y sus huevos se pueden ver a simple vista, por lo que tú mismo en una habitación bien iluminada con un peine de dientes finos, separa con cuidado el cabello del niño en secciones. Revisa todo su cuero cabelludo, prestando especial atención detrás de las orejas y alrededor de la nuca (donde los piojos a menudo se congregan) para buscar lo siguiente:

  • Huevos de piojos (liendres): A los piojos les toma unos días salir del cascarón, lo que es más probable encontrar liendres (huevos), que piojos. Las liendres se ven como pequeños puntos de forma ovalada, de color amarillo, color canela o marrón y permanecen firmemente unidos al tallo del cabello (a menudo con una ligera inclinación) cerca del cuero cabelludo antes de que nazcan.
  • Los piojos: Los piojos adultos son aproximadamente del tamaño de una semilla de sésamo (menor si acaban de salir del cascarón) y son de color blanco grisáceo, marrón o marrón claro. Son rápidos y tienden a esconderse de la luz, por lo que puede ser difícil de detectar, a pesar de que se encuentran cerca del cuero cabelludo (su fuente de alimento).
  • Protuberancias rojas o llagas por rascarse: Los piojos muerden y cuando los niños se rascan esas picaduras, pueden infectarse o crear llagas.

Si encuentras signos de piojos en la cabeza de tu hijo, recuérdale (y a ti mismo) que no es un reflejo de suciedad, o que él/ella haya hecho algo malo. Luego de limpiar el cabello de piojos y liendres, ve por la ropa de cama y muñecos de peluche donde estos parásitos molestos también pueden encontrarse.

Tratamiento capilar para la eliminación de piojos

Aquí te ofrecemos unos pasos a seguir para eliminar los piojos en los niños:

  • En primer lugar, utiliza un champú que esté especialmente formulado para matar piojos. (Tu médico puede recomendarte uno con 1 por ciento de permetrina o piretrinas). Debido a que los tratamientos contra piojos son insecticidas, sigue las instrucciones exactamente y no utilices diferentes tratamientos contra los piojos al mismo tiempo (a menos que tu médico te lo diga).
  • Después de que has usado el champú, usa un acondicionador en el cabello húmedo para eliminar los huevos restantes. Usa un peine especial para liendres de dientes finos (generalmente viene con el champú) o las uñas (lo que mejor funcione para ti). Tu hijo tendrá que permanecer inmóvil durante este largo proceso, a fin de mantenerlo inmóvil, que lea su libro favorito, o hazlo en frente de la TV.
  • No le laves el pelo por un par de días, esto da al medicamento del champú una oportunidad para matar cualquier piojo restantes (en caso de que alguno se quedó atrás después de pasar el peine).

Mantener la casa limpia de piojos

Los piojos pueden vivir hasta dos días sin alimentarse de sangre, por lo que debes asegurarte de que tu casa esté libre de piojos y liendres también. Después del lavado del cabello, tendrás que hacer frente a lo siguiente:

  • Lava todas las sábanas y la ropa con la que tu hijo ha estado en contacto en agua caliente (más de 55º centígrado). Seca la ropa durante al menos 20 minutos.
  • Pon toda la ropa o animales de peluche que no se pueden lavar o limpiar en seco en bolsas herméticas durante dos semanas para asegurarte de que no sobreviven liendres o piojos.
  • Aspira las alfombras y muebles.
  • Remoja peines, cepillos, hebillas y lazos para el cabello en champú medicado o alcohol desinfectante durante al menos una hora.

Incluso después de hacer todo esto, no te relajes por el momento. Mantén la comprobación de las liendres o piojos cada día durante dos semanas. Si tu hijo ya está libre de piojos, entonces la casa también lo está (pero deberás seguir revisando periódicamente durante un par de meses sólo para asegurarte).

Sin embargo, si los piojos siguen, habla con tu pediatra para que te recete otro tratamiento ya que los niños a veces desarrollan una resistencia a los champús.

Tratamientos alternativos para los piojos

Puedes haber oído hablar de formas alternativas para tratar los piojos. Sin embargo, la mayoría no han demostrado su eficacia y algunos pueden ser francamente peligrosos.

Aquí está la verdad:

  • Asfixia. Hay afirmaciones de que se puede "asfixiar" piojos cubriendo la cabeza con mayonesa, aceite de oliva, mantequilla o jalea de petróleo y luego llevar un gorro de ducha, pero no hay pruebas concluyentes de que esto funcione.
  • Calor. El calor extremo puede matar las liendres y los piojos en la ropa y en la ropa de cama. Pero no utilices el secador para matarlos en la cabeza de tu hijo. El aire caliente podría quemar el cuero cabelludo y no hacerle nada a las liendres.

Prevenir la reaparición de los piojos

Si aún no hay signos de piojos, puedes tomar precauciones para que tu hijo no se contagie:

  • Dile que no comparta ciertas cosas. Es cierto siempre le animas a compartir, pero dile que mantenga sus gorros, ropa, cepillos y animales de peluche para sí mismo y que no use sombreros de sus amigos, cepillos o broches de pelo.
  • Mentén el pelo recogido. A los piojos les encanta el pelo que fluye libremente, suelto, ya que es más fácil para ellos aferrarse. Recógele el pelo en una trenza ajustada o en una coleta y los piojos tendrán menos lugar donde aferrarse.

Artículos relacionados con Piojos en niños